NUESTRA APARENTE RENDICION

Dromómanos, el 'Nuevo-nuevo periodismo'

Publicado en Marco Lara Klahr

Cuando por sistema reducimos el entendimiento de los hechos de interés público al encuadre banal del infoentretenimiento, la realidad suele pasar ante nuestra mirada como un incesante, vertiginoso y olvidable cúmulo de individuos, lugares, datos y sucesos curiosos, entretenidos, sobrecogedores, chillones o «diferentes» que contar y viralizar.

¿Y Ayotzinapa?

 Ayotzinapa fue, entre otras cosas, la Alameda por la que se paseó el estado paralelo.

En 1996 el PRD empezó a gobernar Iguala (sólo lo han cedido al PRI en dos trienios). Al conocerse la tragedia de la desaparición de los 43 estudiantes, el partido estableció una comisión integrada por Pablo Gómez, Octavio Cortés y Pablo Franco. El 6 de mayo presentaron un importante Informe, aunque desigual, donde critican con buenas razones al gobierno federal y estatal y aseguran ser incapaces de establecer el papel jugado por el crimen organizado. Se equivocan. Tal vez sin pretenderlo, el Informe es clave para entender la contribución del perredismo a la aparición del estado paralelo.

Desde la cárcel de alta seguridad donde reside el expresidente municipal José Luis Abarca asegura que deseaba el cargo para “componer la administración, implantar la honradez y [hacer] un buen manejo de los recursos públicos”. El Chucho que lo invitó, Sebastián de la Rosa, ahora reconoce que Abarca sólo quería “proteger sus inversiones” en el centro comercial Galerías Tamarindo.

El Informe confirma que Abarca se ganó la candidatura por la buena voluntad de las tribus perredistas. Se la ganó con argumentos tan sólidos como regalar “5 000 playeras y 7 000 gorras” en la campaña para gobernador de Ángel Aguirre. Para desechar los rumores sobre los posibles nexos de Abarca con el narco, Jesús Zambrano no envió un oficio sino que recurrió a una informalidad habitual: le preguntó verbalmente al entonces secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

En el PRD ahora se excusan diciendo que Abarca era un “desconocido” que ni siquiera presentó un programa al partido. Sebastián de la Rosa incluso dice que “aunque se oiga vergonzoso”, en el PRD “de lo que menos hablas con los candidatos es de su plan de gobierno”. Dirán lo que quieran pero Abarca ya promovía a su esposa, María de los Ángeles Pineda (también en la cárcel) para sucederlo. Para ello “contribuyó de manera voluntaria con 200 mil pesos” a una campaña de Sebastián de la Rosa, y la pareja incluso acuñó frases apropiadas para un partido de luchadores sociales: “Más cerca de ti” y “Por Iguala 2015”.

Abarca gobernó a su manera. Al secretario de Seguridad Pública, el ahora prófugo Felipe Flores, lo nombró porque “eran amigos de la infancia y habían sido vecinos”; dejó en el cargo a los 285 policías porque fueron evaluados positivamente por el gobierno estatal; y sigue en la penumbra si a la hora de la balacera –de la cual, asegura, no se enteró– estaba bailando o cenando en una taquería.

Por el texto se pasean personajes irresponsables que normalizan el horror al estilo de Las muertas de Jorge Ibargüengoitia, en donde una de las dueñas del burdel donde han matado y enterrado a varias prostitutas lanza un lastimero reproche al amado: “Tú crees que no soy digna de ti nomás porque soy madrota”. En el PRD ahora nos piden que nos olvidemos de Ayotzinapa a la hora de votar porque “los culpables ya están en la cárcel”. ¡Por favor!

La carencia mayor del Informe es que sólo aborda el caso de los estudiantes normalistas cuando Iguala es más que eso. Desde que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la PGR (lamentable que renunciara al cargo la responsable del despacho Eliana García) creó, en noviembre de 2014, un programa para averiguar lo que pasaba recibió denuncias de que, además de los 43 normalistas, hay ¡277 personas desaparecidas en Iguala, 65 de ellas en 2013! Ese municipio forma parte del estado paralelo en el cual la policía y los gobernantes están al servicio de los criminales.

La negación está generalizada. Ningún spot electoral de los candidatos a gobernador por el PRD y Morena menciona la tragedia de Ayotzinapa; Movimiento Ciudadano sí lo hace y Andrés Manuel López Obrador lo trató directamente en un mitin en Iguala. La evasión es éticamente infame y políticamente suicida. El PRD necesita tomarse más en serio su papel en la tragedia humanitaria. Queremos debate, necesitamos propuestas. En lugar de eso nos lanzan consignas e ignoran el Informe que solicitaron.

El 11 de mayo de 2015 el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –invitado por el gobierno mexicano– dio una conferencia de prensa e insistió en que Ayotzinapa requiere de una “visión integral”. Ello significa que en septiembre próximo nos entregarán un texto que enmarcará al revelador y desigual Informe elaborado por el PRD. Ayotzinapa no se olvida.

 

 

 

Graffitero, de los horrores del gobierno de Puebla

A “Any”; y, por aquel pesado, determinista gusto estético en la educación privada.

Si Ricardo Cadena Becerra hubiese sido un graffitero:

Habría escenificado, en una intervención al interior de las pastas duras del Código Penal del Estado de Puebla donde se halla –uno mismo en el suelo– la “Ley Antigraffiti”, el ruido, el horror y la impotencia de su propio asesinato por aquel extrajudicial balazo en la nuca.

Habría “taggeado” un “fascista” sobre la mano en alto y estirada de aquella “crítica” de arte, caduca preceptista neoyorkina “made in mexican state”, rostro afectivo de la cultura de la discriminación, portavoz del sentir oficialista de los congresos en México contra el artivismo o anarquistas o antisistemas…, o “vandalismo” que pone en riesgo el “incalculable valor” de lo que sí es “arte”.

Habría persuadido a que miráramos (suerte de mapa de reconocimiento humanitario en acción –y en altavoz–) una “Flor”, “Reunión consensuando democráticamente”, “Amapola y fauna” o “Cuerno de la abundancia” humboldtiano sobre las paredes que edifica la clase política rapaz en las que, generacionalmente, depositan a la extrema pobreza económica que supervive a la invisibilidad y saqueo económico nacional.

Habría constituido el mural “Sonriente campesino destentado”, “Árbol atestado de veneno”,  “Gaviota que migra al norte”, “Ambientalista enjaulado” o “Asesinado por su patria” sobre las caras encaladas de las altas sucursales transnacionales del fracking, mineras a cielo abierto o centrales hidroeléctricas en México.

Habría ejecutado velozmente, con spray en mano, “Paloma sin Dios”, “Niña que vende de noche”, “Joven sin calle” o “Mirrey analfabeta” sobre el exterior del inmueble de los congresos estatales, de las iglesias honorables, universidades privadas, en las esculturas de pulcra y perpetúa cultura –y “continuidad”– clásica o en las columnas de cada puente peatonal por donde transita “subterráneo” el humanista “don Coche”.

Habría pésimamente grafiteado, en lo ancho del “confortmismo” (“espacios útiles”, “recintos” legalizados), sus ideaciones, metafiguraciones (“sobre la calle, la calle”), su estética visual emergente o literariedad viva y empática, su afirmación por la tierra. (Habría sido vuelto a escoltar a la puerta; lavarían u otra capa de voz-color sepultaría el más mínimo rastro de su graffiti).

Habría catalizado sobre la polución visual (propaganda política que desprecia y atenta los espacios comunales), el “Rábano: rojo por fuera; pero, blanco por dentro”: rostro populista del discurso de la izquierda; o “Reloj pa’ magnates”: faz del corrupto pluralismo imperante.

Habría asumido su papel neorenacentista: “Madre patria”, y ahí, gráficamente, aplaudiría imbécilmente la consorte, la misoginia, el racismo, la homofobia…; y, el consumismo o proselitismo de develar, correría a cargo del “poder”.

Habría hecho de conocimiento público la ética de sus convicciones en torno al graffiti, nos habría mostrado su proceso de interiorización que se solidariza orgánicamente o acto autopoiético del proceso de aprendizaje experiencial estético y moral, su valiente apropiacionismo que desautoriza, desarticula y abre los candados que blindan a la funesta obra “muarte o el confinamiento, marginación y gracia de la violencia estructural” del coautor intelectual “El Estado”.

Habíase volcado matérico (¡no reciclado!) sobre un trozo de ladrillo por el inexistente derecho a la vivienda digna, un cuarto de lápiz por el inacceso a la educación formal, un plato vacío por el alimento que no aguarda en la mesa, unas cucharas que lo reflejan todo de cabeza o por la imagen animalizada que otorga el gobierno, unas cubetas a medio llenar por el agua que se privatiza y que criminalmente se encarece… Materiales o argumentos que hallaría desde la zona de la exclusión social y económica en pro del derecho a la expresividad.

Habría sido Ricardo el graffitero frente a la hoja en “blanco”, híbrido del escritor ante el muro; y, ahí, su coraje (collage polifónico) se agolparía y doblegaría, se justificaría y se indignaría, se expandiría y contendría como una supernova percibida hoy como “subversiva” y “criminal”.

Habría sido “El Graffitero” Cadena quien objetivaría su aprendizaje “validado” por la educación privada, la cual se empeña aún en dictar el gusto estético, lo que sí y lo que no es la “denuncia pública”, el cuándo sí y no del “tiempo” para el amor y la identidad que proclamaría en primera persona.

Habría sido tu crítica-crítica, graffitero Ricardo Cadena, la presencia que proviene de la adscripción política o de la clase popular, de los saberes harbermianos expuestos y revindicados que, a partir del 3 mayo de “tu” muerte, se fraguarán ya no bajo la etiqueta de “clandestinos”, sino de “actos criminales”.

Un combate visual –mal visto, impopular; pero, que cohesiona socialmente– contra la brutal, histórica, monumental y represora obra de “arte” de “don Corrupto” acreditado.

 

 

 

Tele Verde

El principal noticiero de TV Azteca, Hechos, que se transmite en el canal 13, favorece de manera escandalosa al Partido Verde. Es otro golpe a la legitimidad de estas elecciones.

Hace tres semanas Anselmo Barrera, un lector de la columna, me advirtió sobre la inequidad. Decidí verificar el comentario porque en los años noventa fui presidente de la Academia Mexicana de Derechos Humanos y promoví un programa, dirigido por Miguel Acosta Valverde, para revisar los noticieros mexicanos con las metodologías del análisis de contenido. Miguel Acosta revisó la semana del 27 de abril al 1ro. de mayo y del tiempo dedicado por Hechos a todos los partidos, el Verde recibió el ¡53.4%! (cinco partidos jamás aparecieron en pantalla).

Hechoslos arropa y mima. En la pantalla aparece Xiuh Tenorio, candidato Verde a jefe delegacional de Benito Juárez. Después de disertar sobre la desconfianza en la política comparte sus sueños: “A mí me encantaría ver a esos vecinos que están enojados… cuidando los parques, recuperando espacios públicos, viendo los temas de seguridad”. Ante la profundidad del mensaje una reportera no identificada sale a explicarnos que “para el Partido Verde es urgente estrechar los lazos entre el ciudadano y la política”.

Hechos también promueve al Verde con pequeños reportajes sobre los temas de ese partido. El Verde promete la obligatoriedad del inglés y la computación en algunos niveles escolares y el 30 de abril el conductor de Hechos,Javier Alatorre, sentenció que en “el mercado laboral, algo tan sencillo como tener conocimientos de inglés y computación marcan una gran diferencia”. Vienen luego historias lastimeras sobre quienes perdieron un empleo por desconocer esa lengua; el reportero, Juan Francisco Rocha, cierra el relato: “el inglés y la computación pueden abrir la puerta a puestos directivos y alcanzar un mejor sueldo” (para una síntesis del estudio ir a www.sergioaguayo.org).

Al recibir su concesión, TV Azteca se comprometió a transmitir información veraz y objetiva. Hechosincumplió con esa obligación porque la Secretaría de Gobernación se desentiende y porque la televisora también está en campaña. Desde 2003 el Verde ha sido el principal instrumento de las televisoras para contar con una “telebancada” en el Congreso. En estos momentos tienen a 16 diputados y senadores y quieren mantener su presencia apoyando al Verde de sus amores.

En 1994 los zapatistas se rebelaron, Luis Donaldo Colosio fue asesinado, Carlos Salinas hizo concesiones y llegaron al Instituto Federal Electoral consejeros independientes. Cuando los monitoreos realizados por la Academia Mexicana de Derechos Humanos confirmaron la inequidad, aquel Consejo General logró que las televisoras hicieran algunas correcciones.

El Instituto Nacional Electoral (INE), veintiún años después, hace un monitoreo de medios que no detecta la parcialidad. O tal vez la descubre pero la pasa por alto, porque al árbitro le interesan poco las elecciones confiables. Los magistrados del Tribunal Electoral apadrinan abiertamente al Verde y los consejeros del INE están divididos sobre qué hacer con un partido “canalla” y cínico.

Hay quienes argumentan que el Consejo General del INE no debe quitar el registro al Verde. Consideran que compete a la ciudadanía decidir con su voto su futuro mientras le imponen multas que pagamos los contribuyentes. Las virtudes curativas atribuidas a las urnas suponen una sociedad bien informada, capaz de discernir las virtudes y los defectos de los partidos y sus candidatos. ¿Y qué se hace cuando uno de los noticieros que moldean valores y forman opinión pública, Hechos deTV Azteca, favorece de manera tan abierta a uno de los partidos con el cual la televisora tiene relaciones de complicidad? 

México está anegado de violencia y corrupción, cunde la frustración y crece la desconfianza hacia la legitimidad de estas elecciones. El Verde es una de las expresiones más acabadas de los males que aquejan nuestra vida pública. Por ahora, el INE hace un monitoreo de medios incapaz de detectar irregularidades y los consejeros guardan silencio sobre la petición de quitar el registro al Partido Verde, el Tribunal Electoral, por su parte, tampoco explica por qué protege delincuentes electorales. En suma, silencios cómplices.

 

Postdata. Impresionante el espacio que están dando los medios electrónicos al diputado Verde, Arturo Escobar. ¿Concederán derecho de réplica?

 

 

 

La honorable Tribu Yaqui convoca a todos los mexicanos a defender el agua.

La Tribu Yaqui tiene una tradición de lucha y resistencia que hoy en día le da una autoridad moral para convocar nacionalmente a hacer frente a la ola de reformas estructurales capitalistas que están poniendo en peligro la existencia de nuestra Nación, despojándonos de nuestro propio territorio y poniendo en riesgo la vida misma con los llamados megaproyectos, la militarización, la inseguridad y la privatización de los bienes comunes. Al llamado de la Tribu Yaqui ahora acuden decenas de pueblos originarios, organizaciones campesinas y urbanas, no partidistas, afectados ambientales, usuarios del agua y la energía eléctrica, sindicatos, universidades, maestros, jóvenes, ecologistas, comunidades eclesiales de base y organismos de derechos humanos, para ser parte de esta Caravana Nacional por la Defensa del Agua y el Territorio, el Trabajo y la Vida.

 

 

 

CONVOCAMOS A

 La Caravana Nacional por la Defensa  del Agua,

el Territorio, el Trabajo y la Vida

        Que se llevará a cabo del 11 al 22 de mayo de 2015

 

 

La Caravana tendrá los siguientes objetivos:

·Visibilizar las múltiples crisis del agua, el territorio, el trabajo y la vida que se están profundizando en todos los estados de la República.

· Fortalecer y articular las luchas de resistencia popular en contra del modelo neoliberal y sus reformas estructurales haciendo frente a la creciente criminalización y represión de la protesta social en nuestro país. 

Abrir un proceso nacional de organización y articulación en torno a la defensa del agua, su reapropiación por parte de la población y contra la propuesta de ley privatizadora del mal gobierno.

 

El 11 y 13 mayo, partirán tres Caravanas, una desde Vícam, Cajeme Sonora, otra, desde Pijijiapan, Chiapas y una más de Piedras Negras Coahuila hacia la Ciudad de México.  Durante estos 11 días, a lo largo de las rutas y en eventos simultáneos que se realizarán en los otros  estados, se llevarán a cabo acciones, asambleas, foros, y conferencias de prensa para visibilizar las innumerables luchas que están creciendo frente a la imposición corrupta y violenta de trasvases por medio de acueductos, minería tóxica, fracking, presas, eólicos, gasoductos, termoeléctricas, devastación de los bosques, urbanización salvaje, autopistas, privatización de la energía y los sistemas de agua, contaminación agroquímica e industrial, la destrucción de nuestras semillas originales por los transgénicos y la sobrexplotación de los trabajadores mexicanos. El día 20 de mayo celebraremos en Plan de Ayala, Morelos un Encuentro Indígena, Campesino y Popular para relanzar un Nuevo Plan de Ayala en defensa del agua y de la tierra. Las caravanas del norte y del sur convergerán el  día 21 de mayo en Xochimilco D.F. para después dirigirse, el día 22, al Zócalo de la Ciudad de México.

 

Las Caravanas buscan abrir un Proceso Nacional de confluencias a corto, mediano y largo plazo, que siga hasta lograr:

 

  • La cancelación de todos los megaproyectos que afectan la vida, el agua, la tierra y el aire en nuestro país y donde el pueblo se está levantando a defender sus derechos.
  • La presentación con vida de nuestros 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y el castigo para los responsables de esta desaparición forzada del Estado.
  • Justicia para nuestras compañeras y compañeros asesinados por defender la libertad, la justicia y la vida.
  • Libertad inmediata para los defensores del agua de la Tribu Yaqui Mario Luna y Fernando Jiménez y en general para todas y todos los presos políticos del país.
  • Fin a la militarización del país, cese a la represión, alto al hostigamiento y ataque a las Bases de Apoyo Zapatistas.
  • Conseguir la cancelación de las reformas estructurales.
  • No permitir la imposición de la Ley General de Agua de CONAGUA  y luchar por una nueva ley que revierta su privatización y siente las bases para un buen gobierno del agua desde los pueblos y la ciudadanía.
  • Recuperar nuestra  soberanía alimentaria y energética.
  • Recuperar los derechos de los trabajadores.
  • La construcción de una alternativa de buen gobierno que garantice la libertad, la democracia y la justicia para el pueblo de México.

 

Llamamos a todas y todos los que resisten al neoliberalismo a participar en este esfuerzo de acción unitaria sin más requisito que el respeto mutuo, la cooperación fraterna y el ánimo sincero de avanzar en la unidad de la lucha popular en nuestro país.

 

Las tres Caravanas recorrerán más de 75 localidades y ciudades de 23 Estados de la República

                                                                                                                              

La Tribu Yaqui, somos un pueblo y una nación,  que tiene toda una historia de lucha y resistencia  en defensa de su territorio y recursos naturales, siempre por el bienestar de presentes y futuras generaciones. Actualmente por primera vez en la historia, hemos emprendido una lucha jurídica ante el Estado Mexicano en defensa de nuestro recurso natural el agua, hemos procedido paso a paso lo que la ley y el mandato judicial nos remite. En este contexto, el gobierno del Estado de Sonora, Conagua y Semarnat, pretenden imponer el acueducto Independencia a pesar de que en el terreno legal han sido derrotados. Toda lucha legal y de eso nos hemos convencido, debe ir acompañada de la movilización social, la resistencia civil y la desobediencia civil pacífica. En esa estrategia hemos sostenido por un año y once meses el bloqueo carretero intermitente en la carretera federal número quince Guadalajara-Nogales en el kilómetro 47.5, con la finalidad de visualizar la lucha y la justiciabilidad de nuestro proceso y lucha jurídica.

 

Por todo lo anterior exigimos:

 ¡Cancelación de la operación del acueducto independencia

y el desmantelamiento de la obra!

 

¡Libertad para Mario Luna Romero, Fernando Jiménez Gutiérrez

y todas y todos los presos políticos del país!

 

¡Presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos

de la Normal Rural de Ayotzinapa!

Tres boquetes

 Un abrazo para La Jornada, un diario necesario

Los incendios jaliscienses iluminaron tres fallas en la estrategia gubernamental contra el crimen organizado: ciudadanía mal informada, laxitud ante la impunidad y miedo a los Estados Unidos.

No informaron adecuadamente a la población en riesgo que el crimen organizado estaba celebrando el día del trabajo con bloqueos. Empezaron entre 9 y 10 de la mañana y la Fiscalía de Jalisco (@FiscaliaJal) envió el primer tuit a las 11:15. Sorprende que el Estado no promueva la experiencia tamaulipeca en otras entidades (deberían retomarla en Jalisco). Una colega de la Universidad de Texas, Guadalupe Correa Cabrera, me explica que en aquella entidad el gobierno se ha sumado a la sociedad y en Reynosa, por ejemplo, en un par de minutos las redes sociales dan detalles precisos sobre bloqueos, balaceras o ejecuciones. A la parquedad también le entró el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien compareció ante la prensa a las 15 horas del viernes para hilvanar generalidades y negarse a responder preguntas de los reporteros. Fue vergonzoso.

La segunda oquedad de la estrategia oficial es la impunidad. La complicidad entre crimen organizado y gobernantes tiene una longeva biografía. Pongo un ejemplo. En el Jalisco de los años setenta el jefe de la XV Zona Militar, general Federico Amaya Rodríguez, organizó a un escuadrón paramilitar que perseguía y ejecutaba a presuntos subversivos y en sus ratos libres utilizaban sus charolas de agentes confidenciales para dedicarse a traficar narcóticos. Nadie fue castigado porque somos el paraíso de las impunidades y porque se ignoran buenas prácticas en otros países.

 En junio de 2005 el líder de las Autodefensas Unidas de Colombia, Vicente Castaño, aseguró que los grupos paramilitares tenían más del “35 por ciento de amigos en el congreso”. Para enfrentar la asociación entre gobierno y delincuencia la Corte Suprema de Justicia de Colombia eliminó el fuero. Todos los diputados y senadores fueron investigados y hasta agosto de 2013 habían sido condenados 60 de ellos. En contraposición México crea un Sistema Nacional Anticorrupción que preserva el fuero para los altos mandos. Resulta natural que Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán, disfrute de un apacible retiro pese a las pruebas de que toleró la estrecha relación entre su gobierno y los Caballeros Templarios (en un video se observa a su hijo recibir órdenes de la Tuta y pese a ello es liberado con una fianza de ¡siete mil pesos!).

El tercer hoyo en la estrategia estatal es la calidad del armamento utilizado por el crimen organizado. Si uno junta la evidencia, sí hay motivos para preocuparse. La misma banda jalisciense destruyó el 6 de abril un convoy policiaco de diez vehículos blindados utilizando lanzagranadas y ametralladoras M-60, y el viernes pasado tumbaron un helicóptero Eurocopter EC725 con lanzacohetes rusos RPG-27 y rifles Barret calibre .50. No se trata de casos aislados. Íñigo Guevara —especialista en seguridad y defensa en Washington— me informa que el ejército mexicano decomisó en Tamaulipas lanzacohetes M57 yugoslavos y minas antipersonal Claymore.

Tan grave es la escalada armamentista como el empeño oficial en negar el origen del problema. Este lunes el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, concedió entrevistas a Denise Maerker (Atando Cabos) y Carlos Loret de Mola (Primero Noticias). Detalló las armas pero no mencionó en ningún momento las causas por las cuales el crimen organizado tiene tan poderosos y sofisticados equipos. Es posible que algunas hayan sido recibidos de otros países, pero el grueso siguen llegando de los Estados Unidos, país al cual nuestros gobernantes tratan con un servilismo inaceptable. Estamos en guerra y es obligación exigir a Washington que frene a sus mercaderes de la muerte que se enriquecen vendiendo suministros a los delincuentes que nos secuestran y asesinan.

No están claros los motivos que llevaron al Cartel Jalisco Nueva Generación a lanzar ese reto frontal a nuestras fuerzas armadas que responderán, estoy seguro, con gran energía. Es fácil pronosticar que en unas semanas cantará victoria el gobierno porque detendrán o matarán a los jefes de esa banda criminal, ya que en el terreno de la inteligencia sí ha mejorado su capacidad. Hay un problema de fondo: el estado mexicano carece de una política integral orientada a garantizar la seguridad ciudadana. Hoy sólo mencioné tres boquetes. Existen otros.

 

 

 

NUESTRA APARENTE RENDICION | 2010

Top Desktop version